viernes, 4 de marzo de 2011

¿Son los coches eléctricos la solución?


Yo por una parte pienso que sí,y por otra que no.
Por un lado sí porque nos los van a imponer los queramos o no,interesen o no,aunque seguramente sólo sean la transición hacia automóviles alimentados por otro tipo de combustibles,o incluso eléctricos,pero muy diferentes a los que se conocen hoy.
Por otra parte,no los veo como parte de un futuro muy duradero ¿Porqué? :
Los coches eléctricos de hoy en día solamente tienen incomvenientes como su alto precio,su escasas autonomía y prestaciones,la dificultad para encontrar puntos de recarga y la lentitud de esta...
Sus únicas supuestas ventajas son su menor consumo (teniendo en cuenta el precio actual de la electricidad) y el no ser contaminantes.
Sin embargo,de esas dos ventajas una es falsa,y la otra se anula a causa de algunos de los incomvenientes mencionados.
En primer lugar comencemos por el consumo:


-El gasto en €/kilómetro de un coche eléctrico en la actualidad es teóricamente menor que el de un coche con motor de combustión interna.Pero hay que tener en cuenta que el 50% del precio del combustible son impuestos,sin esos impuestos,un coche gasolina o diesel consumiría menos em €/kms que un eléctrico,y está muy claro que esa es una fuente de ingresos a la que el gobierno nunca renunciaría,así que si los eléctricos se popularizan el precio de la electricidad sufrirá grandes cargas tributarias,o por el contrario buscarán otro modo de conseguir esos ingresos por medio de esos automóviles,y finalmente,un coche eléctrico se volverá más "gastón" que nuestros coches "tradicionales",y por si esto fuera poco,los consumos,como veremos a continuación,están medidos en condiciones óptimas de uso,si tenemos en cuenta que el gasto real será el doble,el factor economía se va al garete.

-Por otra parte,la escasa autonomía de los eléctricos actuales propiciará que sólo sean útiles para quien recorra muy pocos kilómetros.La mayoría de los coches eléctricos actuales anuncian una autonomía media de unos 120 kms,dicho así ya parece insuficiente para la mayoría de los usuarios,ya que quien más y quien menos de vez en cuando hace un viaje de bastante más distancia.Pero ¡ojo!,la realidad no es esa,ya que esos 120 kms de media los recorren a una velocidad media de unos 80 km/h sin más peso que el propio conductor y con todos los sistemas eléctricos del automóvil desconectados.Para un coche eléctrico,circular a 120 km/h es en la mayoría de los casos circular a su velocidad máxima o casi.Evidentemente,forzar tanto el motor,a parte de ser perjudicial para el mismo,aumentará el consumo de forma drástica.Probablemente,a esos hoy tan corrientes,he incluso escasos 120 km/h no recorreríamos más de 80 kms,y claro,si viajamos con la familia y el equipaje tendremos otro más que considerable aumento de consumo,posiblemente su autonomía se redujese a unos 60 kms.Pero como diría "Super Ratón" : "No se vayan todavía,aún hay más".Hay muchos consumos eléctricos que en nuestros actuales coches son irrelevantes,pero en los coches eléctricos no lo son.LLevar conectada la luneta térmica,la radio,las luces,limpiaparabrisas...según dicen reduce bastante la autonomía de uno de estos vehículos,por tanto,mejor no viajar jamás con el aire acondicionado cuyo gasto resulta desorbitado frente al humilde consumo de los sistemas anteriormente mencionados,y tampoco usaremos la calefacción,ya que en los coches de combustión interna,para calentar el aire se aprovecha el calor del liquido refrigerante,que pasa por un radiador situado bajo el salpicadero y que calienta el aire que lo atraviesa antes de pasar al interior del vehículo.En el caso de los coches eléctricos,que no se refrigeran por medio de líquido,el calentamiento del aire se produce por medio de otros sistemas mucho más influyentes en el consumo de energía.Todo esto nos lleva directamente a la conclusión de que viajar con las comodidades y a la velocidad a la que estamos acostumbrados reduciría la autonomía a unos 45 o 50 kilómetros.Visto lo visto,será mejor llevar a la familia de vacaciones al lugar hacia donde sople el viento ese día,pues con estos coches es mejor no desafiar a la naturaleza.
¿Os imaginaís hacer un viaje en vuestros actuales vehículos parando a repostar cada 50 kms?.Insufrible¿Verdad?Pues olvidaos de eso,esa odisea aún no tendría nada que ver con el sufrimiento que supondría en un eléctrico.En cargar de combustible un coche actual un surtidor tarda apenas unos 4 minutos,sin embargo hay 2 formas de cargar un eléctrico:
-En un enchufe convencional de 230 V (de 6 a 8 horas de duración)
-En un enchufe trifásico de 400 V,en los cuales sólo se puede cargar las baterías hasta el 70 u 80 % de su capacidad,y siempre que estas estén en perfecto estado,ya que van perdiendo capacidad con su uso. (En este caso el tiempo de carga dura entre 20 y 30 minutos)
Logicamente utilizaríamos la forma de carga más rápida,ya que con la otra necesitaríamos varios días para el viaje más insignificante y gastarnos una fortuna en hoteles,a no ser que estemos dispuestos a dormir con la familia dentro del coche durante varias noches.
Con el sistema rápido sólo cargaremos la batería aproximadamente al 75% por ciento,con lo que la mencionada autonomía se reduciría a unos 35 kms,y para no arriesgarnos a quedarnos sin batería sería mejor parar cada 25.Esto supondría perder unas de 2 horas en cargar cada 100 kms.Sinceramente,es complicado escribir todos estos datos sin echarse a reír...o a llorar.Bueno,debo ser un tipo bastante rudo,porque de momento lo estoy consiguiendo.Lo triste es que seguramente no me esté distanciando apenas nada de la cruda realidad.La solución que plantean a esto las personas que cobran por pensar,es crear unas areas de servicio donde nos cambien nuestra batería automaticamente por una cargada en unos pocos minutos.Aún así,sigo sin imaginarme un viaje de 600 kms parando cada 25 para llevar a cabo esta operación,supongo que este sistema aumentaría considerablemente el coste frente a una carga convencional,y por si fuera poco,el usuario no sabe lo que se lleva,quizá la batería que le suministren este impecable y consiga esos 35 kms de autonomía,o por el contrario,este a la mitad de su ciclo de uso y nos deje tirados a los 20.
Los eléctricos mejorarán con el tiempo,pero aún mejorando el doble,que ya sería mucha mejora,multiplicando las ventajas por 2 y dividiendo los incomvenientes me siguen pareciendo poco apetecibles,mejor dicho,me parecen absurdos e inviables.
En el único ámbito que según dicen,pueden ser interesantes,es para un moderado uso urbano,ya que no se produce consumo,ni ruido mientras no se mueven por estar detenidos en un semáforo por ejemplo,siempre y cuando prescindamos de todo lo que no sea movernos (climatización,radio,luces,limpiaparabrisas...).No obstante,dudo que para este uso una vida sea suficiente para amortizar este tipo de coches.Además,si sumamos lo complicado que están poniendo circular en las ciudades,pronto será inviable circular por ellas en nuestro vehículo propio,de hecho ya casi lo es.

El factor económico parece que podemos eliminarlo de la pequeña lista de ventajas,vamos a por la segunda,el factor medio ambiental.

Siempre que no compartas forma de pensar con el personaje de ficción "Homer Simpson",cuyas célebres frases decían más o menos: ( "Y que ha hecho el estupido planeta por nosotros","la naturaleza nos declara la guerra con sus volcanes y sus tornados,y ahora que está perdiendo se acobarda","El mundo se acabará cuando se extinga el sol por lo que no hay necesidad de usar productos de ínfima calidad"...etc) es posible que te preocupe el factor medioambiental.
Como ya he expuesto,los eléctricos debido a su poca utilidad,son poco recomendables en carretera,y tendrán difícil convencerme de que salvaremos el planeta por utilizar coches eléctricos para ir a comprar el pan o llevar a los niños al colegio (aunque también veo absurdo utilizar los coches más voluminosos del mercado para ello como se hace actualmente,como medio de ostentación).
Según leí hace tiempo,el parque automovilístico produce aproximadamente entre un 20 y un 25 por ciento de la contaminación ambiental.Mucho más contamina la industria,aunque seguro que es más fácil considerar culpable de todo al ciudadano de a pie y obligarle a reducir sus agresiones a la naturaleza,que hacérselo a los grandes empresarios que se las saben todas,y que en último caso prefieren arreglar las cosas "comprando" un trocito de planeta a golpe de talonario que realizando las modificaciones necesarias para reducir la cantidad de emisiones a la atmósfera.
Además,cuando se habla de reducir las emisiones del parque automovilístico,que supone ese 20-25% de la contaminación,nunca se habla de los barcos de carga y portaaviones,de los aviones...ni siquiera de los camiones y furgonetas.Esos son los que ralmente contaminan debido a sus elevados consumos y la enorme cantidad de kilómetros que recorren.
Estos son los consumos medios estimados según diversas webs y foros que he consultado,aunque depende mucho de la carga y puede que los datos no sean del todo fiables,pero al menos son orientativos:

-Furgón frigorífico de 3500 kg de P.M.A. : 18L/100Kms
-Autobús : 40L/100Kms
-Camión trailer : 55L/100Kms
-Carro de combate : 200L/100Kms
-Avión : 700L/100KMS
-Montacargas: ¡Más de 10.000L/100Kms!

Motor de un barco :


Y prefiero no investigar lo que se gasta en un viaje a la luna.Pero claro,sería un borrico sí digo que viajar a la luna no hace ni p*** falta,es mucho más culto sugerir que el "populacho" debería acostumbrarse a renunciar a la utilidad,el placer y la libertad que les brinda su automóvil y hacer ver que la culpa de todo es de "fulanito" con su Citroën AX y menganito con su Renault 5 con sus 5L/100kms de consumo medio que destruyen el planeta con los 8 kms diarios de media que recorren.
Todo esto ya me hace pensar que la "electrificación" de los turismos no será la panacea que se promete,pero además hay que tener en cuenta que si bien es cierto que los coches eléctricos no contaminan mientras circulan...las centrales que producirán esa electricidad si que expulsarán el temido co2,siendo en la práctica la misma contaminación la que se produzca para alimentar a un coche con motor de combustión que a uno eléctrico.La ventaja es que los coches no contaminarán allí donde circulen,si no allí donde se produzca la energía eléctrica.Aunque quizá esa concentración de contaminación en pequeñas zonas se convierta con el tiempo en un nuevo problema.

Y¿Cual será entonces el futuro?
Es difícil saberlo,hasta hace poco varias marcas investigaban sobre la pila de combustible alimentado por hidrógeno,Honda tenía un coche preparado que según la prensa del motor era mucho más interesante que los eléctricos,sin embargo parece que esto se a acallado repentinamente sin un motivo aparente,o al menos yo lo desconozco.
También me parece interesante la energía solar,es la energía más limpia y desaprovechada,aunque sería tan difícil hacer fortuna con ella que dudo que se aproveche.
Por otro lado,se comenta,que utilizando la tecnología recientemente aparecida que permite cargar los móviles sin necesidad de cables,se podrían desarrollar automóviles eléctricos que recargasen automaticamente sus baterías al circular sobre tramos habilitados a tal efecto,eso si que sería una gran idea que acabaría con las tediosas recargas.Y ya de paso,digo yo,que se podrían instalar placas solares y acumuladores alrededor de las carreteras para conseguir y almacenar la energía de forma limpia.
De todos modos,si esto llegase a existir no sería hoy,ni mañana,quizá dentro de muchos años podamos sustituir a nuestros idolatrados motores de combustión interna,pero hoy por hoy no estamos preparados para ello,o eso me parece a mi.

2 comentarios:

  1. Hmmm for some reason only half the post can be seen. I tried reloading but still same.

    clomid

    ResponderEliminar
  2. Actualmente, los vehículos eléctricos comercializados ofrecen una autonomía suficiente sólo para desplazamientos urbanos (menos de 200 km) y aunque datos objetivos indican que aproximadamente el 80% de los desplazamientos diarios son de menos de 50 km, la falta de polivalencia y flexibilidad que limita al vehículo no acaba de convencer a los usuarios. Sin embargo, las ventajas de un coche que tiene cero emisiones en marcha y abre puertas para fuentes de energía renovables son muy significativas! Aprovecho para indicar el libro “El vehículo eléctrico. Desafíos tecnológicos, infraestructuras y oportunidades de negocio” de Librooks, que plantea la revolución tecnológica, económica y social que supondrá la implantación del vehículo eléctrico. Saludos!

    ResponderEliminar